Monja abandona los hábitos para convertirse en actriz de películas para adultos

Monja abandona los hábitos para convertirse en actriz de películas para adultos
Síguenos en Facebook

La joven colombiana decidió dejar de ser monja y la vida la llevo a ser actriz de películas para adultos.

Agatha Pons, nombre artístico de Yudi Pineda, tiene 28 años y pasó ocho en un convento con la intención de ser monja. Nació en Ituango (Colombia) en el seno de una comunidad indígena y a los dos años de vida tuvo que huir con su familia por culpa de la guerra. Se refugió en un convento y con solo 10 años entró en la hermandad.

Sin embargo, cumplidos los dieciocho colgó los hábitos por amor: la llamada de un joven catequista fue más poderosa que la de Dios. Tiempo después, cuando Yudi trabajaba en una fábrica de chocolate, conoció a Juan Bustos, propietario de la primera escuela de modelos y actrices de webcam de Colombia. Él la alentó para que se presentara a un casting. Lo pasó y la contrataron.

Ahora es madre de dos hijos y se dedica a la pornografía para ganarse la vida, pero no por ello ha perdido su fe cristiana. Hablamos con la actriz porno que fue un día monja pero que dejó su vida anterior porque se enamoró.

Habilidades

Publicado el

noviembre 25, 2018

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies