Concierto de Ricky Martin en Madrid: Espectacular pero con un gran fallo.

Concierto de Ricky Martin en Madrid: Espectacular pero con un gran fallo.

David moreno nos cuenta.

Ver a Ricky Martin en concierto es siempre una gran experiencia. Es uno de esos artistas que no te defrauda, que da a su público exactamente lo que él quiere ver.

El pasado martes estuve viéndolo en Madrid y, como siempre, fue increíble… con algún “pero”.

Las medidas de seguridad del Palacio de Deportes de Madrid se habían reforzado después del atentado de Manchester a la salida del show de Ariana Grande, y es de agradecer. Todo funcionó a la perfección: se cacheó a la gente más exhaustivamente y las salidas estaban mejor indicadas que nunca al abandonar el recinto.

¿El concierto? Un auténtico grandes éxitos del puertorriqueño. Lleno de energía, bailarines “to petaos” (y bailarinas preciosas), su música, sus baladas y su carisma y buen hacer. Nada de playback, se puede cantar y bailar a la vez.

La voz de Ricky estuvo perfecta, su energía también, sus movimientos… como hace 20 años, su pelo con demasiado tinte y el público a medio gas. ¿Qué le pasaba al respetable madrileño? Pues lo normal… Ricky, no puedes venir a España y cantarnos todos tus grandes éxitos en inglés. No nos los sabemos… (yo sí, pero porque soy un frikazo).

Las versiones en inglés de temas tan imprescindibles como Livin’ La Vida Loca, She Bangs o La Copa de La Vida, hicieron que el público estuviese más frío y que incluso se mosquease como puedes ver en mi vídeo.

Y es que es normal que nos enfadase porque es como cuando vas a ver el musical de El Rey León y en lugar de escuchar a Timón y Pumba cantando “Hakuna Matata qur bonito es vivir”, les oyes diciendo “Hakuna Matata vaya frase genial” Miren señores, por ahí yo no paso, y así fue: No pasamos.

Ricky Martin cantaba lo que le daba la gana y nosotros las canciones en castellano… Se fue a New York city, a la torre de un hoteeel…”. Y punto.

Esa falta de implicación de Ricky con el público que primero le descubrió es una cagada como una casa.

En cualquier caso el show estuvo bien. No era un gran montaje y el escenario no era nada del otro mundo. Muy básico todo. Pero lo importante es que Ricky, y su esencia estaban presentes y brillaron como siempre suele hacer.

La organización (prensa, marketing, seguridad, accesos…) de 10.

Ricky de 11. El concierto, un 7 (haber cantado en castellano).

Habilidades

Publicado el

mayo 29, 2017

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies