Gana Sánchez y podrá elegir a dos bandas: Cs o una entente con Podemos e independentistas

Gana Sánchez y podrá elegir a dos bandas: Cs o una entente con Podemos e independentistas

El PSOE ha ganado las elecciones generales celebradas este domingo y se ha quedado a apenas 53 escañosde la mayoría absoluta, fijada en 176.Con una participación alta, del 75,75 por ciento del censo, los socialistas han obtenido 123 de los 350 asientosdel Congreso.

La aritmética parlamentaria permitirá aPedro Sánchez armar a su alrededor dos posibles mayorías de investidura y, quizás también, de gobierno. Una, a su derecha, con Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, ha vetado reiteradamente esa hipótesis en campaña. La otra requeriría el apoyo, al menos, de Unidas Podemos, una formación que aspira a entrar en un ejecutivo de coalición si se da ese escenario.

En este segundo caso, Sánchez tendría que sacar la calculadora para asegurarse al adhesión del PNV y de varios partidos minoritarios, como Compromís o los regionalistas cántabros del PRC de Miguel Ángel Revilla. Está por ver, además, si necesitaría el sí del soberanismo catalán –el mismo que dejó caer sus presupuestos y le abocó a convocar los comicios– o le valdría con granjearse una abstención en segunda vuelta. En ningún caso, el PP puede liderar alternativa alguna.

En total, los socialistas han obtenidocasi siete millones y medio de votos, lo que representa el 28,68 por ciento de las papeletas. Son dos millones y seis puntos más, respectivamente, que en 2016, con los datos al 99,99 por ciento escrutado.

El PSOE obtiene así su séptimo triunfo desde 1977 y da la vuelta radicalmente a las tablas de hace solo tres años. Sánchez ha conseguido amortizar excepcionalmente sus diez meses en Moncloa al extender su grupo en 38 parlamentarios y superar ampliamente (en seis decenas) al PP, el segundo partido más respaldado por los españoles.

Los socialistas han conseguido ser la lista más votada en 40 de las 52 circunscripciones en las que se divide el país, una imagen –la del mapa teñido de rojo–no vista desde las primeras victorias de Felipe Gonzálezen la década de los 80.

La derecha, lejos de sumar

Pablo Casado es el principal damnificado de la jornada. Su candidatura lleva al PP a padecer el mayor retroceso del Parlamento. Pierde cuatro y medio de los ocho millones de votos y 71 de los 137 diputados que obtuvo Mariano Rajoy.

La fragmentación penaliza notablemente al que era el partido hegemónico del centroderecha hasta hace solo cuatro años. Casado, de hecho, se queda a tres decenas de diputados de poder liderar cualquier investidura a la andaluza y se anota los peores registros del PP desde que comenzó a concurrir bajo esas siglas en 1989, cuando José María Aznarrefundó Alianza Popular.

Vox, principal beneficiario de ese descalabro, no consigue llegar a los pronósticos más favorables que le otorgaban los sondeos. La formación de ultraderecha desembarca en el Congreso, pero no irrumpe. Se hace con una de cada diez papeletas, el mismo porcentaje que en las andaluzas de diciembre. Sus más de dos millones y medio de votos se traducen así en 24 escaños en la Cámara Baja.

Habilidades

Publicado el

abril 29, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies