Tragedia en Mallorca: diez muertos y un niño desaparecido por las fuertes lluvias

Tragedia en Mallorca: diez muertos y un niño desaparecido por las fuertes lluvias
Los vecinos de Sant Llorenç todavía están tratando de digerir el golpe que les ha dado la naturaleza. El pueblo sigue conmocionado. Poner en orden sus casas, limpiar y asimilar una situación catastrófica es lo único que pueden hacer. Desde el pasado martes por la tarde, el agua ha arrastrado todo lo que ha encontrado a su paso en el noreste de la isla de Mallorca.

El recuento es doloroso. Al menos 10 personas han fallecido y varias resultaron heridas a causa de las graves inundaciones provocadas por las intensas lluvias. Por otro lado, un niño de unos cinco años de edad continúa desaparecido, según el último recuento oficial facilitado por el Servicio de Emergencias del 112.

Objetivo prioritario: encontrar al niño

El dispositivo de gestión se centra en la búsqueda del niño, así como de tratar de encontrar posibles cuerpos o víctimas en el cauce, incapaz de absorber la riada. Cooperan también vecinos y voluntarios para tratar de resolver la crisis lo antes posible. Otros trabajos de los servicios de asistencia son la limpieza de las calles y los trabajos de desescombro. Hay más de 100 coches acumulados en un depósito. Inservibles. Algunos se han encontrado un vehículo ajeno en la puerta de su casa.

Para ayudar, decenas de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias se desplazaron este miércoles a la zona afectada. El propio Sánchez, nada más llegar al centro de mando instalado en la zona cero de las riadas, anunció que el Consejo de Ministros empezará a tramitar desde este jueves que Mallorca sea calificada como zona catastrófica.

Sin embargo, quedan muchas tareas pendientes para volver a normalizar el día a día. Mucha gente no ha parado de trabajar durante todo el día. Incluso han seguido por la noche, una vez que se ha ido la luz. Los negocios afectados han sido, sobre todo, los bajos comerciales. También han sufrido daños muchas viviendas, ya que el agua alcanzó en algunos lugares metro y medio de altura. Desde luego, nadie esperaba algo así.

Los negocios más afectados han sido los bajos comerciales. También han sufrido daños muchas viviendas, con el agua alcanzando metro y medio

En lo que se refiere a los fallecidos, una de las víctimas mortales, encontrada la mañana del miércoles por los equipos de rescate, sigue sin ser identificada. De los otros nueve, dos han sido hallados en s’Illot, uno en Artà y cuatro en Sant Llorenç des Cardassar, el municipio más afectado por las lluvias torrenciales. El exalcalde de Artà, Rafael Gili, de 71 años, de la extinta Unió Mallorquina, murió ahogado en esa localidad, de la que fue regidor en dos periodos, entre 2004 y 2005 y en la legislatura 2007-2011. Asimismo, entre las víctimas se encuentran dos británicas que fueron arrastradas por el agua en Sant Llorenç des Cardassar cuando iban en un taxi cuyo conductor sigue desaparecido.

Habilidades

Publicado el

octubre 11, 2018

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies