El Gobierno de Venezuela anunció este jueves que intervendrá la entidad financiera Banesco Banco Universaldurante 90 días ante la presunta comisión de delitos financieros por los que ya ha arrestado a once directivosdel mayor banco privado del país. Al menos dos de los ejecutivos detenidos son españoles y la embajada de España en Caracas ha solicitado permiso para que reciban asistencia consular, según informa RNE.

«El Gobierno informa al pueblo venezolano sobre la intervención de la entidad financiera Banesco, Banco Universal C.A. para garantizar el pleno funcionamiento y la continuidad de la prestación de servicios luego de la detención de altos directivos», reza un comunicado difundido a través del canal estatal VTV.

El Ejecutivo de Nicolás Maduro aseguró que esta medida es una acción «de protección al pueblo» con la que espera «reconducir la administración del banco, saneándolo y despojándolo de toda aquella actividad ilícita o favorecedora de la comisión de delitos financieros».

Aclara, además, que durante la intervención se «mantendrá la actividad de la entidad financiera» y ésta continuará «brindando sus servicios a los usuarios del sistema con absoluta normalidad».

El Gobierno designará una junta administradora, dirigida por la viceministra de finanzas, Yomana Koteich, «por el tiempo que dure la intervención» y «garantizará en todo momento los derechos de los usuarios, de los accionistas, así como la transparencia de las operaciones que a través de esa entidad se realizan».

«Distorsión del mercado cambiario»

El Ejecutivo agregó que su objetivo central es «combatir la legitimación de capitales y el financiamiento al terrorismo, así como garantizar la protección de los ahorristas, quienes han sido utilizados y perjudicados».

Según las autoridades venezolanas, el banco hizo un «uso indebido» del dinero«para la distorsión del mercado cambiario» que opera en el país en paralelo al estatal. Asimismo, se acusa a Banesco de haber arremetido «contra la estabilidad financiera de la familia venezolana al contribuir con la distorsión del sistema económico y financiero nacional».

El presidente de Banesco Internacional, Juan Carlos Escotet,informó este jueves de que se encontraba en Portugal y que tenía previsto viajar a Venezuela en «las próximas horas» para «dar la cara» tras la detención de 11 directivos del banco en Caracas.

Escotet añadió que en Banesco seguirán «reforzando todos los controles que sean necesarios para impedir que ocurra algún tipo de ilícito», y apuntó que «por convicción» este banco «siempre ha trabajado ajustado a derecho siendo muy escrupuloso con el cumplimiento del marco legal».

Con anterioridad, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, anunció el arresto de once gerentes de Banesco Banco Universal incluyendo al presidente ejecutivo de la entidad, Oscar Doval.

PUBLICIDAD