Viaje para visitar la central nuclear de Chernobyl que triunfa en HBO

Viaje para visitar la central nuclear de Chernobyl que triunfa en HBO

Si es seguidor de Chernobyl, la miniserie que ha causado sensación este mes, ahora puede sentirse dentro de la pantalla a través de una visita organizada al Reactor 4 y a la ciudad fantasma de Prípiat, entre otros destinos de la región ucraniana.

En la fatídica madrugada del 26 de abril de 1986 bastaron 20 segundos para que la historia de Chernóbil cambiase para siempre. El cuarto reactor de la central nuclear explotaba marcando uno de los episodios más negros que recuerde la humanidad. Han pasado más de tres décadas, pero hoy esta explosión nuclearvuelve a ser el epicentro de todas las miradas. ¿El motivo? La serie del mismo título que llegaba a la plataforma de streaming HBO y que ha conquistado a medio mundo a pesar de la dureza de su trama.

Como lugar anexado a la URSS, la ciudad de Chernóbil se convirtió, primero, en la base de reparación de barcos de la Unión Soviética, y después, en el territorio que acogería una central nuclear dedicada al programa militar estratégico de la armada soviética. A 20 km. de la localidad en 1970 comenzó a erigirse la central V.I. Lenin, así como una ciudad satélite para acoger a los trabajadores llamada Prípiat. Siete años más tarde, en 1977 el primer reactor se pondría en marcha. La que iba a ser la mayor central del mundo con 12 reactores nunca llegó a ser una realidad. El sueño soviético se convirtió en una pesadilla y Chernóbil en una ciudad maldita.

A 120 kilómetros de la capital ucraniana, esta área quedó fuera de los mapas durante años. Pero entonces llegó Chernobyl a HBO y muchos espectadores buscan transportarse al escenario real donde aconteció la tragedia. De hecho, en este último mes son varios los operadores de excursiones organizadas que han puesto en funcionamiento tours dedicados a recorrer el suelo de lo que queda de la central nuclear. Y dado que este territorio no se puede visitar por libre, si usted también tiene en mente transportarse a la Zona Cero tendrá que hacerlo contratando una excursión. La compañía Atlas Obscura ha organizado un tour de 11 días cuyo mayor atractivo es la visita al desierto radioactivo de Chernóbil con un almuerzo en el comedor de la Planta con los científicos e ingenieros que a día de hoy siguen trabajando en el área y una pernoctación dentro de la Zona de Exclusión de Chernóbil. Durante la visita se podrá pasear por los reactores así como por otras instalaciones de la planta de energía nuclear, incluida la nueva estructura de contención instalada el pasado 2016.

También está incluido un día en la ciudad fantasma de Pripyat, una localidad satélite a 3 kilómetros de Chernobyl que fue creada para cobijar a los trabajadores de la central. El promedio de edad de los habitantes en el tiempo del accidente era de 25 años. Prípiat contaba con todos los lujos de una ciudad moderna: estación de trenes, puerto, hospital y también un parque de atracciones. Hoy, solo los fantasmas de estas ‘joven’ ciudad permanecen, pues sus habitantes fueron evacuados ‘temporalmente’ de la ciudad al día siguiente del desastre. Nunca volvió nadie. Hasta ahora. Los visitantes podrán pasearse por el recinto ferial, el Palacio de la Cultura, las piscinas y los fabulosos murales de la calle.

Pero además de la tragedia de Chernóbil, esta zona de Europa de Este cuenta con maravillas arquitectónicas y una rica historia contemporánea. Durante el resto de días del viaje el objetivo es conocer más sobre el papel de la histórica región de Besarabia durante la II G.M., la Guerra Fría y su posterior independencia de la URSS, incluyendo una visita a una antigua base militar o una parada en la residencia del ex presidente Víctor Yanukovich, donde todavía se exhibe su colección de autos exóticos.

En grupos de máximo 12 personas se recorrerán varios puntos de la histórica región soviética que hoy es Ucrania y Moldavia para saber más de la historia y de la cultura de la región. El viaje comienza en Kiev y termina en la capital de Moldavia, Chisinau. La capital de Ucrania es conocida por su arquitectura religiosa, por lo que la entrada al icónico Monasterio de las Cuevas, un vestigio ortodoxo de visita obligada, está incluida. También se incluye un paseo hasta la costa del Mar Negro. Concretamente a la elitista Odessa, otro lugar de película gracias a la monumental escalera Potemkin, inmortalizada en la película «El acorazado Potemkin» y que alberga la red de túneles más larga del mundo, con una longitud estimada de 1.500 kilómetros, en sus famosas catacumbas.

El viaje ya está disponible para reservar en la página web de la empresa y tiene un coste que parte de los 3.700 euros aproximadamente (4.225 dólares) por persona con media pensión y alojamiento.

Habilidades

Publicado el

julio 9, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies