Rumores, escándalos y protagonistas de la pasarela de París

     

    Rumores, escándalos y protagonistas de la pasarela de París

    Nueve días de desfiles da para mucho. Y más en la ciudad de la moda por antonomasia. Repasamos lo más interesante que nos ha dejado la pasarela parisina: desde el debut de Alexander Wang al frente de Balenciaga hasta el pinchazo de Hedi Slimane en Saint Laurent, pasando por rumores sin confirmar que hablan de nuevos aires en Chanel…

    Wang debuta en Balenciaga

     

    Un debut al frente de una marca siempre es jugoso y más todavía si es una casa de moda mítica como Balenciaga y el encargado de hacerlo es un norteamericano. Todo un sacrilegio para los fashionistas europeos y, sobre todo, franceses.

     

    Alexander Wang tras el desfile de Balenciaga. Foto: Getty Images
    Alexander Wang tras el desfile de Balenciaga.

    Foto: Getty Images

     

    Tras la salida del anterior director creativo, Nicolas Ghesquière,  por supuestas ‘desavenencias’ con la dirección de la empresa, la papeleta de Alexander Wang era bastante complicada y tan sólo ha dispuesto de poco más de dos meses para trabajar en la colección, pero parece haber capeado el temporal con soltura.

     

    El niño mimado de la moda norteamericana (tiene apenas 29 años) ha dado el toque justo de sport y de contemporaneidad que buscaba la marca cuando decidió dejar de trabajar con Ghesquière , mucho más dado a salidas de tiesto y prendas elitistas. Su colección, con formas depuradas y basadas en la última etapa del ‘maestro’ Balenciaga más minimalista, utiliza tan solo el blanco y el negro y solo un estampado, el de las vetas de marmol.

     

    “I’m very proud”, dijo la todopoderosa Anna Wintour tras el desfile, así que no hay mucho más que añadir. No parece un mal punto de partida para la nueva era de Balenciaga.

     

    París no es ‘grunge’

     

    Desfile de Saint Laurent: Caras mustias y pelos despeinados. Foto: Getty Images
    Desfile de Saint Laurent: Caras mustias y pelos despeinados.

    Foto: Getty Images

     

    La llegada de Hedi Slimane a Yves Saint Laurent fue polémica desde un principio.Le quitó Yves a la marca, cambió el logo y exigió diseñar desde Los Ángeles, donde vive, con su propio equipo.

     

    Su primera colección lo fue también. A vueltas otra vez con el look skinny que ya instauró en su etapa en Dior Homme dio mucho que hablar y se ganó tantos detractores como seguidores. El caso es que la colección luego fue de las más copiadas en las tiendas low-cost, así que se puede decir que triunfó.Pero lo de su colección otoño-invierno 2013-14 ha sido demasiado.

     

    A ritmo de rock el diseñador presentó una propuesta inspirada en el grunge noventero de Nirvana. A la pasarela se subieron modelos casi niñas con aspecto demacrado y cara de no querer estar allí, muy a lo Kristen Stewart, vestidas con minifaldas con cremalleras plateadas o hebillas, pantalones pitillo desgarrados, chupas y accesorios como larguísimas bufandas de lana.

     

    Internet lo comentaba y los asistentes al desfile también. Aquello más que París parecía Coacchela. Y más que para vestir a musas como  Catherine Deneuve o Claudia Cardinaleparecía destinado a celebrities efímeras como Sky Ferreira o Taylor Momsen. “Siento como si Slimane nos está tomando el pelo” o “Me parecía estar en el desfile de una amiga de mi hijo de 20 años” eran la tónica general de comentarios…

     

    La jubilación de Lagerfeld

     

    La puesta en escena de la nueva colección de Chanel volvía a ser, otra vez, una muestra de poderío de la marca más importante del mundo. La ‘maison’ francesa decidió colocar un inmenso globo terráqueo en medio del Grand Palais en el que con unos banderines marcaban todos los países ‘conquistados’  desde que abriera su primera boutique. En total más de 300 sus puntos de venta  desde que Lagerfeld se hizo cargo de la marca, cuando apenas había tres o cuatro.

    El cuasi octogenario Karl Lagerfeld. Foto: Getty Images
    El cuasi octogenario Karl Lagerfeld.

    Foto: Getty Images

     

    Pero en el show de Chanel la colección fue para algunos lo de menos. El rumor de una jubilación del ‘kaiser’ Karl Lagerfeld, que tiene ya casi 80 años, fue lo que circulaba en los mentideros del desfile. Y lo más impactante era el nombre de su posible sucesor. Nada menos que Nicolas Ghesquière, hasta hace medio año al frente de Balenciaga. Sólo son rumores, como hay cientos en el mundo de la moda,pero lo cierto es que el ‘Juego de Tronos’ del mundo de la moda parece no haber acabado todavía.

     

    Low-Cost en la pasarela

     

    H&M. Foto: H&M
    H&M.

    Foto: H&M

    Las marcas low-cost lo tienen muy claro, posicionarse en pasarelas es toda una estrategia de publicidad muy rentable. Ganan presencia en los medios y se equiparan, en cuanto a la expectación que pueden despertar sus colecciones, con las marcas más exclusivas.

     

    En España lo hacen Mango Desigual en la 080, Hoss Intropia en Madrid y en Londres Topshop (y muchas más) pero estaba claro que la joya de la corona es París. Y H&M ha sido la que se ha atrevido a hacerlo por todo lo alto. 

     

    El lugar elegido para la presentación fue un espacio instaladoen los jardines del Museo Rodin y contó con modelos como la británica Cara Delevingne o la brasileña Isabeli Fontana. Se pondrá a la venta el próximo 5 de septiembre en 200 tiendas de todo el mundo. ¿Querrá decir esto que H&M ya no necesita a diseñadores famosos con los que colaborar para obtener protagonismo? El tiempo lo dirá…

     

    La nota española 

     

    Desfile de Amaya Arzuaga. Foto: EFE
    Desfile de Amaya Arzuaga.

    Foto: EFE

    La burgalesa Amaya Arzuaga ha vuelto a ser la única marca española desfilando en la capital francesa. En los salones de la embajada de España, decorados con tapices de Goya, Arzuaga presentó su colección principal, en España desfila con la segunda línea de su marca, AA. Sobria y dramática su propuesta iba del negro y el beige a naranjas y verdes bosque. ”Es un honor y una responsabilidad desfilar en París. Desde los 18 años sueño con París, es la meta de todo diseñador”, aseguraba Arzuaga.

     

    Loewe fue la otra casa que aportó cierto sabor español a París. Stuart Vevers, director creativo de la marca, se pasea por otro rincón de España en su propuesta, acostumbra a hacerlo en cada una de sus colecciones, y encuentra la inspiración en la ciudad de Bilbao y el contraste  de su arquitectura moderna con su folclore. Además, aprovechó para lanzar un nuevo bolso, la especialidad de Loewe, el Amaya. Sí, como Arzuaga, como Uranga y como Montero. Más vasco imposible.

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      *


      cinco × 4 =

      Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>